El sudor forma parte del mecanismo que poseemos los seres humanos para adaptarnos a los cambios de temperatura. En condiciones normales, las personas sólo sudan en exceso cuando practican deporte o sufren un calor desmedido, pero hay individuos cuya transpiración es muy intensa en cualquier circunstancia. Sus manos, axilas, cara y cráneo parecen constantemente empapados, hasta el extremo de que el sudor es para estas personas una traba que condiciona su vida social, laboral y afectiva. La hiperhidrosis o producción excesiva de sudor es un trastorno traumático para quienes lo padecen, y nada tiene que ver con una higiene deficiente.

Unas 800.000 personas sufren de hiperhidrosis en España, lo que representa aproximadamente el 1% de la población según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). La hiperhidrosis, o sudoración excesiva, se produce por una alteración del sistema de regulación de la temperatura y se manifiesta especialmente en las axilas, los pies, la cara y las manos. El 60% de los afectados son mujeres.

La hiperhidrosis resulta de una sobreactividad de las glándulas sudoríparas ecrinas, principalmente de las palmas de las manos, las plantas de los pies, las axilas o la cara. El 60% de los casos afecta a palmas y plantas, y en el 30%-40% a axilas. La enfermedad suele iniciarse en la infancia o la pubertad y normalmente dura toda la vida y en una tercera parte de los afectados hay antecedentes familiares, lo que la convierte en una alteración hereditaria.

Tratamiento de la hiperhidrosis

En Centre Medic Meisa se realizará una historia clínica para diagnosticar el grado de hiperhidrosis y así poder elegir, junto con el paciente, el tratamiento más adecuado, en función de sus características personales y de la gravedad de los síntomas.

Los tratamientos de la hiperhidrosis tendrán como objetivo inhibir la secreción de las glándulas sudoríparas y podrán ser: Tratamientos médico dermatológicos – Tratamientos quirúrgico – Técnicas de relajación o Tratamiento con Toxina Botulínica.

Tratamiento de la hiperhidrosis con Toxina Botulínica

Las infiltraciones de Toxina Botulínica se han convertido en uno de los tratamientos de referencia contra la hiperhidrosis desde hace aproximadamente 10 años. La Toxina Botulínica, el famoso BOTOX® que se emplea para las arrugas de la cara, ofrece una alternativa segura a tratamientos quirúrgicos y una opción más para aquellas hiperhidrosis resistentes a tratamientos tópicos.

La TB actúa contra la enfermedad al inhibir la liberación de acetilcolina y bloquear la inervación de la glándula ecrina, lo que disminuye la sudoración. Sus efectos comienzan a percibirse entre las 24 y las 48 horas posteriores al tratamiento y la máxima respuesta se alcanza a los siete días. La duración media de los efectos es de entre cuatro y seis meses, a nivel axilar, incluso nueve o diez meses y a veces un año, momento en que es preciso volver a infiltrar al paciente. Las personas tratadas con TB experimentan una disminución media de la sudoración del 60%. Asimismo, las reinyecciones para el tratamiento de la hiperhidrosis focal tienen efectos semejantes a la primera inyección, y los resultados son, por lo tanto, reproducibles. Incluso en ocasiones el segundo tratamiento presenta una eficacia superior en algunos pacientes, quizás porque la zona tratada mantiene todavía un efecto residual del primer tratamiento. Las reinyecciones de TB se pueden repetir indefinidamente.

Correctamente administrado y en las dosis adecuadas es un tratamiento totalmente inocuo, sin riesgos para la salud, entendiendo como tal, la realización del tratamiento en aquellos pacientes que realmente pueden recibirlo, lo cual requiere una correcta valoración médica, y un diagnóstico adecuado. En Centre Medic Meisa, nuestros doctores le harán una exploración y le asesorarán de la mejor manera en caso de necesitar este tratamiento.

Centre Medic Meisa,  Plaza Sant Herbain, s/n 08840 Viladecans (Barcelona)

cmmeisa@cmmeisa.com +34 93 659 15 66