Quién nos iba a decir en aquellos primeros meses de pandemia, que dos años después tendríamos tantos tipos de pruebas para prevenir contagios: antígenos, PCR, análisis serológico…

No obstante, es cierto que últimamente han cobrado especial protagonismo los test de antígenos. Pero ¿hasta cuándo estarán entre nosotros?

¿Qué es un test de antígenos?

El test de antígenos es la prueba más rápida que hay. Puedes comprarlo en farmacias o realizarlo en centros médicos como Meisa y conocer los resultados en tan solo 15 minutos.

Son pruebas especialmente útiles para detectar casos altamente contagiosos, con lo que se han convertido en una herramienta esencial para frenar la propagación del virus.

A diferencia de la PCR, no necesitan la intervención de un laboratorio. Eso sí, su sensibilidad es menor. Pero, a pesar de ello, es una de las pruebas más recomendadas por especialistas. Recuerda que en nuestro Centro Médico Meisa además de disponer de test rápido de antígenos también realizamos test rápido de anticuerpos Covid-19 (serológicos); si tienes previsto viajar y necesitas un resultado certificado, puedes realizarlo en nuestras instalaciones.

Razones para seguir usando test de antígenos

Muchos piensan que la pandemia ya es cosa del pasado gracias a las vacunas, que han conseguido frenar los casos. Aún así, el COVID-19 se resiste a desaparecer y todo indica que se quedará con nosotros como otro virus respiratorio más, como lo son el resfriado común o la gripe.

Por lo que siempre que tengas sospecha de contagio deberías someterte a un test de antígenos.

¿Por qué siguen siendo necesarios?

  • Frenan la propagación del virus. Al ser pruebas rápidas y fáciles de realizar, favorecen su detección y, por tanto, su control.
  • Identifican los casos más contagiosos. Estas pruebas revelan la enfermedad en el pico de la infección, justo cuando es más peligrosa.
  • Descongestionan centros de salud. Son una prueba de autodiagnóstico, con lo que no hay que pedir cita o esperar que el personal sanitario te atienda.
  • Son la prueba más económica que hay. El coste de un test de antígenos es mínimo y, sin embargo, la información que arrojan es muy valiosa. Puede salvar vidas.
  • Aportan seguridad. Si tienes una reunión con amigos o familia, puedes acudir de forma segura si antes te sometes a un test de antígenos.

Como ves, los test de antígenos son una excelente opción para hacer frente a esta nueva normalidad.

Toma medidas para frenar la propagación del virus y confía en los consejos de los especialistas. Cuidando de ti, estarás cuidando de todos.