La punción seca es una técnica local semi-invasiva muy eficaz en la que utilizamos una aguja estéril de acupuntura para tratar las lesiones del sistema músculo esquelético o más conocido como puntos gatillo. Es una técnica cuyos principios son totalmente distintos a los de la acupuntura.

Se llama punción seca porque no se infiltra ningún tipo de sustancia, únicamente manejamos la aguja sobre el punto doloroso, así que es una técnica inocua y sin efectos secundarios de ningún agente químico.

Esta técnica combinada con otras técnicas de terapia manual, representa una de las técnicas más eficaces para el tratamiento de los puntos gatillo.

¿Qué es un punto gatillo?

El punto gatillo es un punto doloroso dentro de una banda tensa o contractura palpable dentro del músculo. Este dolor es producido por la liberación continua de un neurotransmisor llamado acetilcolina, que va a impedir que las fibras que están tensas se relajen, se produce un círculo vicioso que provoca una isquemia (disminución de la llegada de sangre) por lo que el dolor se puede irradiar o extender.

Con la punción seca lo que pretendemos es, al introducir la aguja sobre el punto gatillo, generar una presión y contracción del punto gatillo para que éste deje de liberar acetilcolina y así disminuya el dolor, produciendo una relajación muscular refleja con aumento de la elasticidad.

Diferentes tipos de puntos gatillo

Los puntos gatillo pueden ser de diferentes tipos o estar en diferentes estados, a continuación, enumeraremos y explicaremos brevemente cada uno de ellos, al menos los más importantes:

  • Punto Gatillo activo: Es siempre doloroso y tiene una respuesta de espasmo local a la presión, no permite el estiramiento completo del músculo y lo debilita, además reproduce el dolor del paciente
  • Punto Gatillo latente: Solo duele cuando es palpado tiene el resto de características que el activo menos el dolor espontáneo.
  • Punto Gatillo central: Íntimamente relacionado con las fibras musculares que no funcionan bien se localiza cerca del centro de la fibra muscular.
  • Punto Gatillo clave: Responsable de la activación de uno más puntos gatillo satélites debido a su ubicación, su dolor referido o su función, cuando este se desactiva los satélites también.
  • Punto Gatillo satélite: El activado por un punto gatillo clave.
  • Punto Gatillo primario: Es el activado por un movimiento repetitivo o por una sobrecarga aguda o crónica sin que medie otro músculo en su activación.

¿En qué consiste?

Una vez diagnosticado y localizado el punto gatillo se introduce la aguja y comenzamos con la estimulación del punto que depende de la profundidad en la que se encuentre la técnica a utilizar puede ser:

Punción seca superficial: consiste en la introducción de la aguja en la piel y en el tejido celular subcutáneo que recubren el punto gatillo a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar a penetrar en el músculo, se mantiene puesta aproximadamente 15 min durante los cuales se puede manipular con el fin de provocar algún estímulo doloroso en el paciente.

Después, de la punción superficial realizaremos un tratamiento conservador sobre el punto gatillo, ya que consigue elevar el umbral del dolor, lo que va a permitir trabajar con más facilidad sobre el punto gatillo.

Punción seca profunda: es la punción de los puntos gatillos situados en los músculos más profundos, por lo que las agujas serán introducidas hasta llegar a ellos. Una vez la aguja se encuentra dentro del punto gatillos se estimula de diferentes maneras: introduciendo y retirando la aguja rápidamente, haciendo barridos, girando la aguja…. Todo ello con el fin de provocar una respuesta de espasmo local o contracción involuntaria, que es lo que finalmente relajara la musculatura

Después de realizar la punción (puede durar no más de 5 min) hay que completar el tratamiento con estiramientos, masajes, contracciones musculares…, para mejorar la efectividad de la técnica.

Es una técnica ligeramente dolorosa en el momento y puede persistir dolor post-punción durante unas horas o varios días, pero su efectividad hace de ella una técnica de elección en contracturas que persisten en el tiempo.

¿Quién realiza el tratamiento?

En Centre Medic Meisa, el tratamiento de estos puntos gatillo miofasciales, es realizado por un profesional cualificado y conocedor de los patrones de dolor de cada punto, como es el fisioterapeuta. Este profesional llevará en muchos casos a solucionar problemas crónicos para los que no se encontraba solución.

Indicaciones:

–      Dolor cervical, dorsal y/o lumbar.

–      Lesiones musculares: contracturas, elongación muscular, …

–      Tendinopatías.

–      Artrosis: en cada articulación afectada se activan distintos PG que desencadenan un dolor independiente al propio daño intraarticular que puede mejorarse con la aplicación de punción seca en dichos PG.

–      Dolores de cabeza y cráneo.

El mejor resultado terapéutico comporta una disminución inmediata del dolor de más del 20%, seguida de otra paulatina mejoría en los días siguientes al tratamiento.

En ocasiones los efectos en los puntos gatillo son inmediatos y espectaculares, pero en la mayoría de las ocasiones se necesita tiempo y varios días tratamientos para conseguir los resultados adecuados.

Desde Centre Medic Meisa os animamos a que probéis esta técnica innovadora y exitosa.

Centre Medic Meisa,  Plaza Sant Herbain, s/n 08840 Viladecans (Barcelona)

cmmeisa@cmmeisa.com +34 93 659 15 66