Podemos «regenerarnos». No como los héroes de ciencia ficción, pero sí está en nuestras manos, o mejor dicho en nuestras células, reparar el daño de nuestros tejidos. Aunque no supimos aprovechar este potencial hasta que vimos a los mejores deportistas, como Rafa Nadal o Xavi Hernández, entre otros, tocados por la inyección mágica de la Medicina: los factores de crecimiento («growth factors»).

 

Los Factores de crecimiento o Plasma Rico en Proteínas son sustancias proteicas solubles comprendidas en el interior de las plaquetas. Estas sustancias estimulan a otras células que empiezan a crear una gran variedad de procesos tales como, formación de tejido nuevo, cicatrización, reparación de tejidos, curación de huesos, piel, ligamentos, etc., siendo una técnica actual de regeneración celular que acelera el proceso de cura de las lesiones musculares, tendinosas y articulares.

¿En qué consiste el tratamiento de Factores de Crecimiento?

El procedimiento es sencillo y mínimamente invasivo, por lo que se realiza de forma ambulatoria. Después de extraer una pequeña dosis de sangre al paciente, similar a una analítica común (de 2 a 8 mililitros), se realiza un procedimiento específico a la sangre. Esta sangre se somete a un proceso de centrifugado que permite obtener el plasma rico en Factores de Crecimiento.

Seguidamente se separa la parte más rica en factores de crecimiento y se descarta el resto, añadiendo cloruro cálcico para liberar los factores de crecimiento plaquetarios y se inyecta directamente en la zona lesionada por vía articular o muscular.

El tratamiento completo normalmente consiste en tres infiltraciones con un intervalo de descanso de una o dos semanas entre ellas. Una vez realizada la infiltración del plasma rico en factores de crecimiento el paciente tendrá que guardar reposo de 24 a 48 horas de actividad deportiva o esfuerzos intensos, pero después ya podrá hacer vida normal. Siempre siendo dictaminado por el médico que lleve el tratamiento, ya que dependerá de la lesión que se quiera tratar.

¿Para qué sirven los Factores de Crecimiento?

Los Factores de Crecimiento plaquetarios o plasma rico en plaquetas (PRP) sirven para disminuir el dolor y acelerar la curación de lesiones haciendo posible que el paciente pueda recuperarse en la mitad de tiempo. El plasma rico se utiliza para lesiones de tipo muscular, tendinosa y articular. Puede asociarse a intervenciones quirúrgicas, ya que favorecerá la cicatrización de tejidos. El plasma rico el plaquetas se utiliza en lesiones de tendones, ligamentos cruzados de rodilla, suturas y lesiones degenerativas. Los factores de crecimiento en rodilla, cadera y otras extremidades son muy efectivos.

Los Factores de Crecimiento también se pueden utilizar en el tratamiento de lesiones de ligamento o articulaciones, patologías musculares y tendinitis crónicas.

Usos de los Factores de Crecimiento:

Existen diferentes usos y aplicaciones, en Centro Médico Meisa aplicamos factores de crecimiento para:

  • Consolidación de fracturas.
  •  Aceleración de cicatrización.
  •  Pseudoartrosis.
  •  Artrosis.
  • Lesiones tendinosas, musculares.
  • Rejuvenecimiento facial con factores de crecimiento.
  • Factores de crecimiento en rodilla, cadera, etc.
  • Lesiones del cartílago.
  • Reconstrucción dental.
  • Injertos óseos.
  • Ulceras y Heridas.