Gasas, vendas, alcohol, agua oxigenada, yodo… Se trata del material médico de primeros auxilios que casi todas las familias tienen en el botiquín de sus hogares. Algo que se considera imprescindible en cualquier centro de salud u hospital, pero que no es lo habitual en algunos países en vías de desarrollo con unos servicios de salud muchas veces precarios e insuficientes. Por eso, desde el Centro Médico Meisa se ha realizado una donación con el envío de este tipo de recursos, además de batas médicas para que los sanitarios puedan desarrollar su trabajo con garantías.

El viaje colaborativo con material médico del Centro Médico Meisa en Uganda

A través de una voluntaria, estudiante de Medicina en Barcelona, el Centro Médico Meisa hizo llegar varias cajas de material médico sanitario hasta Uganda. Una colaboración que ha durado 21 días y que ha permitido atender en mejores condiciones a una media de entre 8 y 9 pacientes pediátricos diarios; también adultos.

La organización del viaje se ha llevado a cabo a través de Cooperating Volunteers, una empresa que organiza experiencias de voluntariado a nivel internacional y que coordina y asesora a las personas que se desplazan para ayudar.