La eliminación de arrugas es una de las principales razones por las que muchas personas deciden someterse a una intervención estética con botox.

Esta sustancia, llamada toxina botulínica, es un medicamento de carácter biológico que, cuando se inyecta bajo la piel, paraliza las fibras musculares durante un tiempo determinado.

De este modo, al paralizar la actividad de los músculos, se reduce la expresión facial y con ello la aparición de arrugas.

El botox normalmente se usa como relleno de arrugas en el entrecejo, la frente y las patas de gallo. Y como cualquier otro tratamiento, es preciso tomar ciertas precauciones antes de someterse a él.

Recomendaciones de medicina estética para elegir tratamiento de botox

Si has tomado la decisión de probar este tipo de tratamientos estéticos, te aconsejamos tomar las medidas preventivas adecuadas para evitar cualquier riesgo posible.

A continuación, compartimos las más relevantes:

  • Elige un médico estético con experiencia. El primer consejo y más importante de todos es que solo te pongas en manos de especialistas como es el caso de nuestros profesionales del Centro Médico Meisa.
  • Pregunta qué tipo de botox te van a inyectar. Debes saber que en España solo hay 3 laboratorios aptos para proporcionar botox. Asegúrate de que procede de ellos. Si no, podrías comprometer la calidad y duración de sus efectos.
  • Resuelve todas tus inquietudes. Antes de elegir la mejor técnica de botox es fundamental que hables con expertos y obtengas respuesta a todas tus dudas.
  • Confirma con los especialistas que eres apto para un tratamiento de botox. Puede ocurrir que ésta no sea la mejor opción de medicina estética para ti. Déjate asesorar por especialistas antes de tomar una decisión.
  • Comparte todos tus datos sobre tu historial médico. Para tener garantías de que no corres ningún riesgo, debes compartir toda tu información médica. Así evitarás reacciones o efectos secundarios indeseados.

Toma nota de todos estos consejos y síguelos al pie de la letra para disfrutar de los resultados de tu tratamiento con botox. Tomando las medidas necesarias, no hay de qué preocuparse.