Envejecer es inevitable, es un proceso natural que forma parte de la evolución del ser humano, el cual va progresando con el paso del tiempo,

¿pero si podemos porque no hacer que no se note?

bio-facial-1

Centre Medic Meisa – Viladecans, Barcelona – Bioestimulación Facial PRP

El envejecimiento es un proceso muy complejo, donde el envejecimiento cutáneo es una de sus manifestaciones más evidentes, por lo que el cirujano plástico busca constantemente formas de lograr atenuar este proceso, el envejecimiento trae consigo muchisimos cambios a nivel molecular. Los signos del envejecimiento son debidos a la pérdida de la elasticidad de la piel y la caída de las estructuras subcutáneas, que modifican los volúmenes de la cara, provocando un aspecto triste y cansado.

La progresividad de cómo envejecemos, se podría separar en etapas, aunque en muchas ocasiones, estas etapas podrían presentarse simultáneamente:

  1. Aparición de bolsas alrededor de los ojos y exceso de piel de los párpados

  2. Caída de la cola de la ceja

  3. Caída del depósito graso malar, que disminuye la proyección de los pómulos y acentúa el surco nasogeniano

  4. Caída de la grasa medio facial, que atenúa el reborde mandibular, y acentúa los surcos de la comisura de la boca

  5. Laxitud del cuello

Además de estas etapas, con el paso de los años, pueden aparecer otros signos de envejecimiento que también pueden requerir tratamiento:

  • la aparición de arrugas alrededor de los labios
  • la atrofia del bermellón de los labios
  • el agrandamiento de la nariz o de los lóbulos de las orejas
  • el aumento de distancia entre la parte inferior de la nariz y el labio superior.

Dentro de las terapias regenerativas tenemos una alternativa que resualta un Tratamiento restitutivo idóneo para ser aplicado en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné. Produce importantes beneficios sobre la piel envejecida, restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor y recupera la consistencia elástica, se trata de la infiltración facial con plasma rico en plaquetas o PRP, este es un método sencillo, libre de complicaciones dado que se trabaja con material autólogo, mediante el cual se logran cambios positivos en la piel.

 

Ventajas del PRP

El preparado de plasma rico en plaquetas es uno de los últimos tratamientos de belleza y rejuvenecimiento que han surgido. Es un procedimiento que es indoloro y no requiere de reposo. Básicamente se toma una porción de sangre de la propia persona para realizar el preparado. Uno de los efectos más visibles es la regeneración de los tejidos con lo cual se consigue un rejuvenecimiento desde adentro hacia afuera. La bioestimulación con plasma rico en plaquetas permite aminorar el proceso de envejecimiento y restaurar el normal funcionamiento de la piel, promoviendo la regeneración celular. Esto se traduce en una piel más joven, luminosas y lozana, con mejoría de la textura, disminución de la flacidez y atenuación de las arrugas finas. Regenera todos los signos de envejecimiento de la piel en área facial, cuello, cuerpo y manos, otra de las ventajas del uso del PRP, es que al ser una sustancia biológica fabricada por nuestro organismo, no crea reacción inmunológica de cuerpo extraño y no conlleva riesgo de reacción alérgica. Es un derivado de la sangre, exclusivo para cada paciente que estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel más tersa, luminosa y de mayor calidad.

¿Pero que es el Plasma rico en plaquetas?

La bioestimulación con plasma rico en plaquetas (PRP) es una técnica muy utilizada, actualmente tiene un auge en la dermatología estética como tratamiento antienvejecimiento, ayudando a desintoxicar, drenar, nutrir, revitalizar, mantener y equilibrar las células de la piel.

Está basado en la obtención de un preparado de proteínas a partir de la sangre del propio paciente, estas proteínas poseen actividad biológica. Entre ellos los factores de crecimiento que poseen la capacidad de estimular y acelerar la regeneración del tejido, cuando sufrimos una lesión nuestro cuerpo libera proteínas para estimular el proceso de la reparación de este daño.

Este tratamiento consta de 3 pasos:

1.Extracción de sangre: se procede a la desinfección de la zona donde se va a realizar la extracción. Preferiblemente del antebrazo. Se coloca previamente banda elástica para restringir la circulación venosa y así facilitar la extracción. Una vez obtenida la muestra, se retira la banda elástica antes de retirar la aguja para restablecer la circulación. Tiempo estimado: 5-10 min.

2.Centrifugado: una vez obtenida la muestra se procede a su centrifugación a 2800 – 3100 rpm durante 9-10 min. Al finalizar la centrifugación tenemos ya la muestra preparada para su activación.

3.Aplicación del PRP: el PRP se puede inyectar a nivel intradérmico mediante microinyecciones, donde abundan las células funcionales de la piel, las cantidades sobrantes de PRP se pueden inyectar a modo de nappage en la epidermis para estimular las células epidérmicas. De todos modos, las zonas y la profundidad de inyección dependen de la patología a tratar o del efecto deseado.

Resultados y otros tratamientos

Los resultados se suelen observar a la semana y alcanzan su máximo a los 20-30 días, notándose un efecto de mayor tersura, elasticidad y luminosidad. Se recomienda hacer un ciclo de tres sesiones por año con un intervalo de 30 días entre cada una, puede utilizarse solo o combinar con la Mesoterapia a los 7-14 días para optimizar los resultados, dependiendo de las necesidades de cada paciente. El procedimiento dura aproximadamente una hora y la aplicación es rápida, Se recomienda hacer un ciclo de 3 sesiones por año, y opcionalmente, se combina con otros productos, dependiendo de las necesidades de la piel.

bio-facial-2

Centre Medic Meisa, Plaza Sant Herbain, s/n 08840 Viladecans (Barcelona)

cmmeisa@cmmeisa.com +34 93 659 15 66