Para muchos, la primavera se ha convertido en sinónimo de congestión nasal, estornudos, irritación ocular, rinorrea (goteo nasal) o lagrimeo. Una serie de síntomas muy molestos que padecen las personas que año tras año sufren alergia primaveral.

No hay duda de que el cambio de estación y el aumento de las temperaturas es el prólogo de una época que todos esperamos. Sin embargo, para algunos puede ser toda una odisea.

Si quieres evitar que estos síntomas te estropeen tu primavera, toma nota de los siguientes trucos.

Cómo aliviar y prevenir los síntomas de la alergia primaveral

Todos los años se repite la misma situación: pañuelo en mano y nariz taponada. Los efectos de las alergias son incómodos y, a veces, nos impiden poder desarrollar nuestra rutina con normalidad.

Hay personas que incluso llegan a convivir con problemas respiratorios más graves, como el asma.

Y otras que se ven obligadas a usar mascarilla para evitar que las partículas de polen entren en las fosas nasales.

A continuación, te proponemos una serie de medidas para que puedas paliar de algún modo los efectos de esta problemática.

  • Hazte pruebas de alergia. Lo primero que debes hacer es tomar un prick-test y saber a qué eres alérgico. De ese modo, podrás emprender acciones más enfocadas en tu problema. No obstante, lo ideal sería visitar al alergólogo e nuestro centro médico.
  • Limpia en profundidad cada rincón de tu hogar. Los lugares donde más alérgenos se acumulan son las alfombras, las cortinas, el colchón, tu ropa y otros textiles. Aspirarlos a conciencia te ayudará a combatir tu alergia primaveral.
  • Usa suero fisiológico. Para aliviar la rinitis, lo ideal es aplicar suero fisiológico. Te ayudará a descongestionar tu nariz y respirar mejor.
  • Bebe agua y toma vitamina C. Ambos tienen efecto antihistamínico y antialérgico. Según la alergología, alimentos como las frutas cítricas, el brócoli, el tomate o la fresa serán grandes aliados contra la alergia al polen y otras partículas.
  • Protégete del polen. Por ejemplo, manteniendo cerradas las ventanas de casa, de tu oficina y también del coche. Así no entrarán dichas partículas. Otra opción es usar gafas de sol. De este modo, mientras estés en la calle, evitarás que tus ojos se irriten.

Con estos trucos podrás aliviar todos los síntomas de la alergia primaveral. Ponlos en práctica y seguro que esta primavera será diferente.